Después de muchas décadas en que España era quien tenía más viña del Mundo, desde hace un par de años esta posición la ocupa China, que en una rápida carrera ha desbancado España del liderato.

Y esto es sólo el principio. En la ciudad china de Yantai está la bodega «Changyu«, una empresa vinícola que es más una pequeña ciudad que una bodega convencional, y que sólo de la marca «Noble Dragón» vende unos 450 millones de botellas cada año, hecho que sitúa ha esta marca como líder mundial en volumen de botellas vendidas.

La apuesta del gobierno chino por el vino es impresionante, y la cosa no ha hecho más que empezar. También más allá de su país hay un interés creciente por parte de empresarios chinos para meterse en el mundo del vino, y estas alturas ya hay algún «château» de Burdeos de propiedad china, amén de otras bodegas europeos entre los que encontramos la bodega «Marqués de Atrio» de Rioja.

La suma de España, Francia e Italia todavía es suficientemente potente vinícolamente como para que haya que ponerse nerviosos, pero el ritmo al que avanza la viticultura china presagia un futuro en que habrá que tenerla en consideración. No nos podemos dormir y tenemos que empezar a prever escenarios menos cómodos para la viticultura europea y por sus vinos de gama más modesta, de otro modo la realidad se nos puede imponer de repente y amargamente cuando menos lo esperamos.

Àngel Garcia Petit