¡Salimos en El Punt AvuiAquí os dejamos la entrevista que publica en su contraportada a día 09 de agosto con el Xavier Andreu. Esperamos que guste y muchas gracias por pensar con nosotros.

«El enoturismo es una oportunidad para descubrir el país a partir del vino».

Viemocions ha obtenido recientemente el premio de Enoturismo de Cataluña en la categoría de experiencias e innovación por haber creado productos nuevos como las rutas enoturísticas por Badalona.

Marta Membrives – Barcelona

Marta: Cataluña es un país de vinos. ¿Se aprovecha suficientemente este potencial para fomentar el enoturismo?
Xavier: En absoluto. Cataluña es un gran país de vinos y podría ser un destino enoturístico destacado en Europa y en el mundo porque tenemos todos los recursos, pero aún debe desarrollarse.

Marta: ¿Por qué no se avanza?
Xavier: Nadie se lo cree, ni el sector. Las administraciones hace muy poco que se han empezado a plantear el enoturismo como sector estratégico.

Marta: ¿Alguna DO va delante?
Xavier: Hay algunas. Penedès es una de las rutas del vino más visitadas del Estado y recibe muchos turistas. Costa Brava lleva más de cien años recibiendo turistas y está desarrollando muy bien el enoturismo. Priorat está trabajando muy bien, y también Alella.

Marta: Habla de experiencias enoturísticas. ¿Qué pide la gente?
Xavier: Desde que montamos la empresa, en 2011, que apostamos por un concepto muy amplio de enoturismo. Para nosotros el enoturismo es una oportunidad para descubrir el país a partir del vino, pero hay que ir mucho más allá. Uno de los problemas del sector es la falta de producto enoturístico de calidad. Tenemos recursos pero no tenemos productos bien elaborados. Visitar una bodega y hacer una cata ya está superado, se debe atar un hilo conductor del producto y vincularlo con el paisaje, la gastronomía, la tradición y la cultura. Es entonces cuando se crea un buen producto enoturístico.

Marta: Viemocions ha recibido el premio de Enoturismo de Cataluña en la categoría de experiencias e innovación. ¿Por qué este reconocimiento?
Xavier: Nos la han dado los años de trabajo. Fuimos los pioneros en la comercialización del enoturismo. Hace un par de años abrimos una consultoría turística para la creación de productos para cubrir carencias.

Marta: ¿A quién se dirige la consultoría?
Xavier: Fundamentalmente trabajamos para la administración en diferentes ámbitos: ayuntamientos, consejos comarcales, consorcios de promoción turística de DO y diputaciones. Nos gustaría también trabajar en toda Cataluña.

Marta: ¿Qué son productos enoturísticos innovadores?
Xavier: Hay unos cuantos. Solo el hecho de ir más allá de la visita a la bodega, ya es un punto. Innovador puede ser hacer productos enoturísticos como los que hemos presentado recientemente para una ciudad como Badalona, ​​que nadie identifica como destino turístico y que tiene viñedos y produce vino. Hemos creado tres productos para recuperar la Badalona más rural, que incluyen una visita al Museo de Badalona que permite descubrir que en época romana todo el barcelonés era una gran viña y de ahí salían muchos barcos cargados de vino para todo el Imperio romano .
También es innovador un producto que permite descubrir una bodega de Torrelles de Llobregat cuanto vino con cerezas o buscar actividades como el senderismo, las rutas en bicicleta, ir a cenar en el local de los Castellers de Vilafranca y que los visitantes puedan participar en el ensayo y formar parte de la piña.
Se trata de sentir, porque el turismo cada vez más quiere vivir experiencias. En Barcelona, ​​por ejemplo, ofrecemos un maridaje de comida china con vinos catalanes.

Marta: ¿En Barcelona también se puede hacer enoturismo?
Xavier: Evidentemente. Barcelona se tiene que convertir en la capital de la Cataluña enoturística porque somos un país de vinos.

Marta: ¿Quién es el principal consumidor de experiencias enoturísticas?
Xavier: Actualmente el turista local. El enoturismo, en general, es un producto de proximidad y es bueno que sea así. Difícilmente se puede vender a los de fuera lo que no gusta a los de aquí. Sin embargo, hay que posicionar Cataluña como destino enoturística hacia fuera. Lo tendremos que hacer para que se nos reconozca, pero primero hay que los mismos catalanes nos creemos lo que tenemos.

Marta: ¿Con qué destino enoturística nos deberíamos reflejar?
Xavier: Hay varias, cada una con sus peculiaridades. Napa Valley es el gran referente mundial, que está empezando a saturarse. Tenemos otros modelos en Europa, tales como Alsacia y Borgoña. La Toscana ha sabido venderse, pero nosotros no tenemos nada que envidiar: tenemos el paisaje, los recursos y el vino.

Marta: ¿De cara al futuro, en qué proyectos trabajan?
Xavier: Seguiremos en la misma línea porque aún no hemos llegado a la excelencia y queremos crear más productos de calidad. También trabajamos en el desarrollo del área de consultoría. Apenas acabamos de entrar en la creación de productos para el Ayuntamiento de Granollers y gestionaremos la oficina de turismo de Granollers con un proyecto que no es exclusivamente enoturístico. Esto nos abre una nueva línea de trabajo. Creemos que la gestión del territorio debe ser una colaboración entre sector público y sector privado para que funcione. Hay que sumar y crear sinergias.