aureo-solera-1954– Vino: Aureo Dulce Añejo Solera 1954
– Bodega: De Muller
– Origen/DO: DO Tarragona
– Variedades uva: 70% garnacha negra + 30% garnacha blanca
– PVP orientativo: Unos 17€/ampolla
– Combina con: Quesos frescos, mató y recocido, o con postres de fruta seca.

Las notas de cata de nuestro enólogo y sommelier Ángel Garcia Petit

Cataluña, y especialmente las comarcas de Tarragona, ha sido históricamente una gran productora de vinos dulces y vinos rancios y -a pesar del injusto desconocimiento por parte de los consumidores- aún quedan auténticas joyas enológicas en estas tipologías de vinos.

Si mencionaba los vinos dulces y los vinos rancios, este mes propongo un vino que es ambas cosas a la vez: El «Aureo dulce y rancio de la solera de 1954«. Un vino que se ha elaborado con el sistema de soleras envejeciendo el vino en tinas de roble, es decir que cada año se saca una pequeña parte de cada tina y se vuelve a llenar con vino nuevo. De esta manera el vino se rejuvenece sin perder su propio carácter y su expresividad.

Cuando probamos el vino observamos un color ámbar con tonos de caoba, y siguiendo en olerlo percibimos una intensa y variada melodía de aromas donde se combinan miel, higos secos, membrillo, pasas, toques de piel de naranja amarga, mezcla de especies exóticas, comino y algún recuerdo de brandy que se van mostrando armónicamente mientras crecen las ganas de hacer un trago.

Una vez en la boca descubrimos que existe la dulzura justa para suavizar la sequedad de la parte rancia del vino, por lo que el conjunto se presenta poco dulce y poco rancio con un equilibrio casi de funambulista. El regusto es muy largo y agradable a pesar de los 20% vol del vino.