Barcelona es un destino enoturístico de primer nivel internacional, porque cuenta con vinos de cinco Denominaciones de Origen diferentes, porque también disfrutarás los vinos de otras denominaciones. Por el hecho de encontrar viñedos de montaña y otros que acunan el Mediterráneo, incluso junto a la ciudad, en Collserola o Badalona. Porque tiene una de las mejores ofertas gastronómicas, pero también ofrece, cultura, patrimonio, historia, tradición, y sobre todo su estilo de vida. Por todo ello, Barcelona es uno de los mejores lugares del mundo para hacer enoturismo. ¡Ven y descubre!

Alella es una de las denominaciones más pequeñas y antiguas de la península y nos regala paisajes donde los viñedos se funden con el azul del cielo y el mar.

Descubre un territorio de contrastes que invita a ser conocido, a tan sólo 40 minutos de Barcelona. En esta región vitivinícola vivirás la cultura del vino rodeado de viñedos.

CORPINNAT es una Marca Colectiva de la Unión Europea nacida con la voluntad de distinguir los grandes vinos espumosos elaborados en el corazón del Penedès. Elaborados bajo unos requisitos muy exigentes de calidad, sobre el viñedo y su cultivo ecológico, la vendimia y la propia vinificación.

Vive el Bages, una zona de gran tradición vinícola, a través de su historia y sus productos. Rodeados de naturaleza y tranquilidad.

Vive el Bages, la comarca del corazón de Cataluña, a través de su territorio, gastronomía y vino. Nos encontraremos en un entorno natural rodeado de calma y tranquilidad.

Josep Pla llamó a esta zona del Baix Empordà como el Empordanet. Descubre un paraje muy cercano a las playas de la Costa Brava, entre pueblos medievales y campos, que todavía conservan el encanto de sus raíces.

El Empordà tiene un paisaje y unas personas únicas. Rodeado de montaña, mar y viento, este rincón es cuna de historia, arte, cultura, naturaleza y gastronomía.

Te proponemos que hagas una cata de la Terra Alta donde podrás disfrutar de la cultura del vino y de una experiencia exclusiva de desconexión. En esta comarca se respira autenticidad, los terraltines son personas acogedoras y muy concienciadas con la sostenibilidad.

Te proponemos una experiencia de arraigo, en una comarca en la que se vive en sostenibilidad. Podrás vivir historia, tradición y autenticidad en tan sólo dos días.

En esta propuesta te ofrecemos que conozcas cómo era la Terra Alta de nuestros antepasados, pero con gran comodidad y exclusividad.